• Grisy Nava

EL PAGO POR EL SACRIFICIO


Hola, ¿qué tal? ¡Es un gusto saludarte! Hoy quiero compartirte un tema muy especial: el pago por el sacrificio. Veamos de qué se trata.


Esta situación en la que nos encontramos actualmente, ha movido muchos ámbitos de la vida, tanto en lo personal, en la salud, en los vínculos con los otros y, con un mayor impacto, en lo económico. Muchas personas se quedaron sin sus trabajos, a otras les redujeron el salario y otras han tenido que cerrar sus negocios o transformarlos o actualizarlos, en el mejor de los casos.


Es cierto, el hoy nos está moviendo de manera contundente en el ámbito económico, no obstante, esta circunstancia es excelente para soltar viejas idea sobre el trabajo.


¿Qué significa "trabajo"?

La palabra trabajo viene del latín tripalium, que significa tres palos. En épocas del esclavismo, amarraban al esclavo en tres palos para azotarlo. De ahí viene que nosotros estemos acostumbrados al pago por el sacrificio, vale que me paguen por eso. Y de verdad sólo obsérvate, ¿en qué circunstancias te encuentras tú a nivel laboral? ¿De manera inconsciente piensas: “me tienen que pagar por el sacrificio?


¿Por qué te quiero hablar de esto? Porque puede ser que seas una persona que está conservando su trabajo, pero se siente en sacrificio. O que seas una persona a quien ya despidieron del trabajo y quieres entrar en un plan de vida más consciente, más libre y necesitas darte cuenta de esta información.


Incluso si tu labor es como ama de casa, tienes un trabajo que hacer, tienes una familia, pero puedes estar en sacrificio respecto de esa actividad. ¿Qué estás haciendo como ama de casa respecto a tu marido, respecto a tus hijos o respecto a quienes cuidas? También lo vamos a tomar como un trabajo.


Soltar, soltar, soltar

Si quieres ir en pro de tu misión de vida vas a tener que soltar que haces un sacrificio y te pagan por ello. Por trabajar sacrificas tu tiempo, tu familia, tus gustos, tu salud. Sacrificas mucho por ir al trabajo, tu individualidad, tu libertad, tu energía. De ahí tripalium: "a mí me tienen que pagar por la esclavitud".


Hay personas que dicen “ahora sí me quiero dedicar a lo que me encanta hacer, a lo que me apasiona, a ser terapeuta, a pintar, a dar clases de baile, etcétera”. Y dicen: "ahora sí, ya es mi momento de dejar esto que no me gusta y empezar a hacer lo que me apasiona". Y sí, entras en eso que te apasiona, pero no te da dinero.


¿Cuántos de ustedes están en esa situación? Entran a lo que les apasiona y no les da dinero. Entonces dicen: “puede ser que eso no sea mi misión de vida porque entonces me tendría que estar dando dinero”. No, hay una programación muy importante, relacionada con este pensamiento: “sólo me deben de pagar si me sacrifico, no me deben pagar si gozo mi trabajo, si lo disfruto, si me entrego a esto con pasión”. El primer paso es darte cuenta de que simplemente es un programa inconsciente que te está gestionando la libertad.

¿Crees que tienes que sacrificarte para que te paguen si no, no mereces la paga? Aunque te gusta lo que haces en tu trabajo, ¿consideras necesario sacrificarte para que tenga valor?

Puede ser que estés en tu trabajo usando tus dones y talentos y te apasione lo que haces, pero aun así sacrificas mucho.


Por ejemplo, piensas: “me gusta la música, pero de la música no puedo vivir”. Justo esa es la programación. De la música claro que se puede vivir, hay millones de personas que son músicos. No es una regla general. Si no se pudiera vivir de algo, no habría un ejemplo. Si hay ejemplos de personas realmente ricas en ese sector, entonces la teoría se nos viene abajo. Pero, ¿crees que solamente puedes vivir en esa otra cara de la moneda?: “me tienen que pagar porque entre más me sacrifico más vale mi paga”.


¿Estás dispuesto a soltar el esclavo que hay en ti?

Sí, sé que sí. El primer paso es darte cuenta que puedes soltar tu idea de esclavitud. Que te puedes valorar tú misma o tú mismo, para que no necesites que otro valore quién eres.


Una persona me decía, “yo quiero dedicarme a ser terapeuta, pero no me pagan y no cobro mucho”. Como si cobrar fuera algo malo. ¿Por qué? Porque viene de tu idea interna de esclavitud, escasez, carencia, obligación, etcétera. Te aseguro que, si tuvieras que hacer mucho esfuerzo, si tuvieras que hacerlo con sudor y sangre, serías millonario desde tu programa. Eso hay que cambiarlo. Es muy sencillo: tú tienes voluntad y esta tiene tanto poder y tanta fuerza de creación...


La conciencia, cuando se activa tiene capacidad para crear la realidad. Pero ahora la realidad la está gestionando y creando el inconsciente, nuestra gran computadora que tenemos en la mente. La ciencia dice que tenemos un 7% de conciencia y un 93% de inconciencia. La gran computadora gestiona toda la información almacenada. La mente y el inconsciente están creando esa realidad.


El inconsciente tiene el timón del avión que está manejando, no confía en que el consciente lo pueda hacer y tiene razón porque el consciente es sólo el 7%. Pero ¿qué sucede cuando el consciente tiene capacidad de tener esa información? El inconsciente le pasa el timón, y dice está bien, maneja este rumbo tú, porque ya veo que tienes la información. No necesitas ponerte en hipnosis para reprogramar la creencia. Hace falta una sinapsis ahí. Te das cuenta y la observación tiene poder, como si hicieras un big-bang en ese instante. Es impresionante como te está ayudando a tu futuro. Y sé que allá arriba, nuestros seres asistenciales están haciendo todo lo posible para que tú te des cuenta. Deja esa idea de que el trabajo tiene que ser por sacrificio.


Necesitamos pasar esta crisis o cualquier otra crisis porque es un señalamiento fuerte de que la realidad o la vida nos está diciendo: “Ya es momento de soltar esas viejas identidades, esas creencias ya se agotaron. Es momento de dejarlas y aceptar nuevas posibilidades de mayor conciencia”.


Ahora que a nivel mundial estamos en una situación muy particular, es momento para soltar nuestros viejos diseños programados y aceptemos nuevas posibilidades. Acepta que no necesitas la paga por el sacrificio, que vales tanto que puedes aceptar recibir un intercambio por el valor que tú le das a lo que haces.


¿Quiénes son ricos?

No quiero que pienses en la riqueza relacionada con personas específicas que tu mente ha guardado, al grado que tu inconsciente no quiere ser como ellos porque son para ti una referencia negativa. Me refiero a que tengas más para hacer, más para dar. Que sea veas a la riqueza como un gran recurso, no como como un empoderamiento monetario. Más bien a esa parte donde tú puedes tener más dinero, sí. Pero necesitas que más personas le sumen valor a lo que haces, ¿cómo vas a hacer que más personas le sumen valor a lo que haces, si no quieres salir de tu madriguera, de tu espacio chiquito? Es que crees que no tienes nada para dar, vas a trabajar y esperas que te digan todo lo que tienes que hacer, porque tú no sabes.


Esto lo aprendí porque observé cómo era yo en mis trabajos. Así era yo, antes. Una persona completamente opuesta a la que soy ahora que tengo que gestionar mis recursos propios, mis capacidades, todo. Antes era eso, una persona a la que le tenían que decir lo que había que hacer. Eso no es valor ni da valor, eso es esclavitud.


Pero así estamos muchos en el trabajo actualmente. A lo mejor tú también. Si ya te cachas en el trabajo esperando que te digan qué hacer, entonces no tienes valor. No estás dando.

Si vas y das porque reconoces que tienes algo para dar y aportar en tu trabajo, en tu lugar laboral con otras personas activas y reconoces tu capacidad y tu valor, cada vez más personas te van sumando valor. Por lo tanto, empieza a lloverte abundancia.


Necesitas activar circuitos lógicos para que empiecen a trabajar. Es lo que yo hago con esto. Sé que el condicionamiento del paradigma anterior es: “dime lo que tengo qué hacer, sí todo, pero dámelo digerido”. Necesito que descubras la lógica que hay detrás.


Veamos un ejemplo:

Alguien padece gastritis, normalmente pide el remedio para su padecimiento: una pastilla que le quita la molestia. Otras personas están cansadas de recibir sólo el remedio. Ellas dicen: “quiero comprender cómo funciona mi sistema digestivo, mis intestinos, mi estómago. Quiero ver el proceso que hay detrás de lo que produce la gastritis”. Entonces, descubre que hay infinidad de posibilidades para sanar una gastritis. Cuando accedes al campo de infinitas posibilidades, puedes profundizar y conocer el proceso.


En las circunstancias actuales, encontramos a muchas personas, que entran en escasez por inadaptación, incluso tú podrías ser una de ellas. La escasez por inadaptación es suponer que la vida o la realidad te está presentando un tema y, si tú no logras adaptarte a esa situación vas a sufrir y te vas a hundir con el problema. Solo que, el problema no viene a hundirte, viene con un propósito muy específico.


Por eso en el tema laboral, pide: “por encima de todo quiero ver”. Cuando uno dice esa frase: “por encima de todo quiero ver”, ya estás pidiendo ampliar tu visión a un nivel más cósmico, más universal. Es como ponerte una lupa enfocando el problema. A veces, ese problema lo sufres porque no lo has visto ampliamente, tu percepción está muy limitada. Entonces te enoja que no tengas trabajo, que tu economía baje de nivel. Porque no logras ver más cuadros de eso.


Mi labor aquí, es ayudarles a darse cuenta que todo tiene propósito y que nosotros no vamos a ver problemas ¡Vamos a buscar propósitos!


Cada día trabaja en ti, en tu valor. Que no te dé miedo mostrar ese valor para que más personas sumen valor a ti. Entonces sí, ¡viva la vida! Pero no te escondas. Deja que otras personas sumen valor a ti y solo lo puedes hacer si te muestras, si te permites equivocarte, si te permites arriesgarte. Lo que quiere el sistema ahora en esta cuarentena es todo lo contrario. Nosotros vamos a seguir las reglas, pero a mí internamente nadie me va a decir qué es verdad.


Y respecto del bichito, recuerda lo que dijo el doctor Hammer: “No le tengo miedo a ese virus porque de hecho viene a ayudarme, no viene a matarme”. Viene a actualizarnos la vida. Siempre hemos tenido virus y bacterias que han dado vida. Pero, ¿qué sucede en realidad?, viene una gran actualización para lo que sigue.


Sin embargo, hay almas que dicen: “yo no le entro al siguiente paso, prefiero dejar este cuerpo y volver a nacer. Prefiero irme ahorita que me están dando la puerta de salida y regresar de inicio porque se me agotaron las reservas”.


Recuerda que tú no eres vulnerable, estás completamente soportada, soportado por tus seres asistenciales que están allá arriba y que, todos los caminos llevan al amor.


Grisy Nava

______________________________________________________________________

Sígueme en mis redes sociales y página web para tener más contacto con tus Ángeles!

Facebook

Instagram

Spotify

YouTube


#Trabajo #CrisisLaboral #Sacrificio #Ángeles #GrisyNava #Conciencia

© Grisy Nava

Whatsapp: +52 55 1746 6706

equipo@grisynava.com​

Lunes a viernes de 9:00 a 19:00 hr CDMX

  • Facebook
  • Youtube
  • Instagram
  • Spotify