top of page
Buscar
  • grisynava

CÓMO CERRAR CICLOS EN 3 PASOS CON AYUDA DE TUS ÁNGELES

Cerrar un ciclo puede ser un proceso incómodo y doloroso, pero necesario para poder avanzar. Y como es muy común que seamos nosotr@s quienes, sin notarlo, alargamos este proceso (a veces hasta por años), hoy quiero que descubras el consejo de nuestros Seres Asistenciales para cerrar ciclos en solo 3 pasos y liberarte del dolor.


Luego de entender este paso a paso te darás cuenta que este proceso no tiene por qué ser interminable. ¿List@? ¡Empecemos!



Si estás aquí, hay dos opciones:

Si estás buscando ayuda para cerrar un ciclo, lo más seguro es que te encuentres en una de estas 2 posiciones:

  1. Sabes que en donde te encuentras no puedes avanzar, pero aun así no te decides a cerrar ese ciclo. O bien,

  2. La vida te ha obligado a cerrar un ciclo, pero te está costando mucho.

¿Con cuál te identificas?


Sea que te encuentres en cualquiera de ambas situaciones, la dificultad que experimentas se debe a un solo motivo: Quieres evitar el dolor.


Sin embargo, huir del sufrimiento es justamente lo que hace que permanezca durante más tiempo del necesario. La buena noticia es que el dolor puede ser tu aliado para liberarte durante un cierre de ciclo. ¿Lo sabías? Ya te digo cómo puedes aprender.



El dolor y su función durante un cierre de ciclo

Algo que mis Seres Asistenciales me han explicado, pero que no siempre recordamos en el momento, es que nuestro dolor es necesario y tiene una razón de ser:


“El dolor es generado por el apego que tenemos hacia esa persona o situación que acaba de irse de nuestras vidas.”

Aunque no nos guste, nuestra mente está programada para sentir tristeza en los cierres de ciclo. El dolor es automático, pero no por eso inútil, querid@.


La función del dolor en un cierre de ciclo es INFORMARNOS. Como todas las emociones, el dolor tiene un mensaje para nosotr@s.


Pero ¿Qué crees que pasará si te empeñas en ignorar su mensaje? ¿Se irá? Por su puesto que no se irá. Más bien, le subirá el volumen al micrófono y será aún más intenso.



Los 3 pasos para cerrar un ciclo con ayuda del dolor


1. No huyas del dolor: Obsérvalo

Nuestra reacción automática ante el dolor es querer escapar de él, a pesar que de esta forma solo lo alimentamos. ¿Sabías que hacer el intento de observar tu dolor es la clave para liberarte de él?



El primer paso para cerrar un ciclo es no huir del dolor. Mejor, obsérvalo (sin juicios) y notarás que, de forma tranquila y natural, disminuirá de intensidad, si es que no desaparece por completo.


Prestarle atención al dolor te llevará a hacer una revisión del ciclo que acabas de cerrar. Este proceso es poderoso, pues acelerará tu desapego de la situación o persona que acaba de irse.


2. Haz una revisión del ciclo que se está cerrando

Luego de mirar tu dolor y dejarlo ser, te darás cuenta de la cantidad de información que guardaba detrás. Pero descubrirás aún más mensajes si te haces preguntas como éstas:


✅¿Qué aprendí durante ese proceso?

✅¿Qué no quiero repetir en una próxima experiencia?

✅¿Qué propósito tuvo esta etapa de mi vida?

✅¿Qué actitudes boicotearon esta experiencia?


Quizá no te perdonas haber fallado en tu relación, o haber confiado en la persona “equivocada”. De repente te duele haber permitido demasiado o no haber dado lo suficiente. Cual sea el motivo de tu dolor, toma nota de tus respuestas, pues son la clave para acelerar este cierre de ciclo.


3. Perdona y perdónate

Ahora que ya sabes el motivo de tu dolor, serás capaz de perdonar y, aún más importante, perdonarte.


“Con el entendimiento llega el perdón y con el perdón llega la paz.”


De ahora en adelante, siempre cierra los ciclos haciendo esta revisión mediante el dolor y notarás la diferencia. Mira tanto lo positivo que obtuviste de esa situación, como los aprendizajes dolorosos y libérate de las culpas, querid@.


Así, sabrás qué es lo que SÍ deseas en una próxima experiencia y qué ya no permitirás nunca más. Ya sabes, recíbele el mensaje a la tristeza sin querer huir. Esto equilibrará la balanza.



Ángeles que te ayudarán a cerrar ciclos

Como es natural, nuestros Seres Asistenciales nos acompañarán durante estos procesos de crecimiento.


Puedes apoyarte en los arcángeles Azrael, Miguel y Jeremiel pidiéndoles que te ayuden a ver el propósito que tuvo ese ciclo en tu vida.


Con su ayuda amorosa podrás descubrir los aprendizajes que se esconden detrás del dolor en este cierre de ciclo. Ellos te guiarán.


También te puede interesar


¿Qué ciclo tienes que cerrar en este momento de tu vida?

Ahora ya sabes los 3 pasos que puedes seguir durante un cierre de ciclo. También, descubriste que el dolor puede ser una herramienta para trascender esa situación y descubrir su propósito.


Si bien el duelo es un proceso y toma su tiempo, mediante este ejercicio de comprensión lograrás transitarlo desde la paz como tu cimiento.

Ahora te pregunto, ¿cuál es el ciclo que tienes que cerrar o revisar en estos momentos?


Muchas gracias por acompañarme hasta aquí y ¡hasta la próxima!






Comentarios


bottom of page