• Grisy Nava

EL RECHAZO DE MAMÁ: SUS HUELLAS


Hola queridos todos, los saludo con mucho gusto. El tema que del que quiero hablarte es muy fuerte, tiene que ver con el rechazo de mamá. Es difícil darnos cuenta cuánto puede llegar a afectarnos vivir una situación como ésta.

En algún momento de nuestra vida es posible que hayamos experimentado rechazo de parte de nuestra madre, esto a veces ni siquiera viene directo de ella. En la familia puede haber generaciones de mujeres que, por diversas circunstancias de vida, no pudieron lograr una conexión madre e hija, lo cual afecta muchísimo. Cabe mencionar que aquí no vamos a juzgar a nadie: queremos comprender y tomar conciencia de la situación únicamente, por eso es muy importante tocar el tema.

¿Cómo se vive?

La indiferencia de mamá o su rechazo directo, se vive como abandono. Por ejemplo, no está en casa, tiene que trabajar o tal vez fuiste una hija que tuvo que hacerse cargo de sus hermanos renunciando, por supervivencia, al rol de hija para hacerte cargo de ellos y, por tanto, asumir el rol de madre. Probablemente eras la hija mayor, la madre trabajaba y te tocó hacerte cargo de tus hermanos.

En tu historia, quizá mamá se encontraba enferma debido, por ejemplo, a un trastorno psiquiátrico, alguna discapacidad o una depresión. En esos casos, se genera un abandono. Si tu mamá estaba enferma y no podía estar presente afectivamente, eso también se vive como un rechazo del rol materno hacia un hijo y es devastador. Para llegar a este mundo, crecimos en un vientre materno. Al nacer, tu padre tuvo muy poca injerencia a comparación de lo que “mamaste” de mamá (como decimos aquí en México), y eso es lo que te define cuando eres adulto.

¿Qué hay en tu información familiar?

Es muy importante darte cuenta qué hay en tu información familiar. Te voy a poner unos ejemplos para que te des cuenta que probablemente lo estás viviendo ahora como un gran conflicto, tal vez tenga aquí una solución. Hay distintas formas de solucionarlo, pero antes de poder pasar a la acción necesitamos comprensión: atar cabos, unir la pieza o las piezas que faltaban al rompecabezas.

Trastornos alimenticios

Los trastornos alimenticios tienen su raíz en la unión madre e hija o madre e hijo. Estos pueden presentarse de manera sencilla, por ejemplo, cuando estás en estrés y tiendes a comer mucho más y subes un poco de peso. Pero podemos estar hablando de trastornos alimenticios más graves como anorexia, bulimia o vigorexia, que son casos graves que se presentan para no tener que subir de peso.

Los son trastornos que van ligados al tema filial madre e hija o hijo, tienen una lógica detrás que me gustaría que comprendas.

Nosotros ya estamos capacitados como humanidad para dar un salto más, para ir de lo energético hacia la lógica previa que configura la información de las personas. Si se aborda desde lo energético, todavía estaríamos en un proceso lento. Para acelerar el proceso hay que comprender que la información mueve a la energía. Aunque hay una instancia previa: la lógica. A partir de ésta, se configura la información que mueve la energía para convertirse en un efecto en la realidad material.

Por ejemplo, nosotros venimos a este mundo, llegamos de un vientre materno y mamá es el alimento del que nos nutrimos. Mamá nos alimenta afectivamente, sobre todo a nivel de información. Se graba en nosotros toda la información que necesitamos recibir para salir al mundo. Por lo tanto, todo lo que mamá había estado viviendo antes de que tú aparecieras en su vientre, y todo lo que tuvo que vivir durante los meses de tu gestación, determina cómo vas a enfrentar las situaciones en tu vida y todo el alimento, real y simbólico e imaginario que tengas en tu vida, es mamá.


CUATRO NECESIDADES BÁSICAS

El ser humano para sobrevivir tiene cuatro necesidades básicas de supervivencia: la primera respirar; segunda beber agua; tercera el alimento; cuarta la sexualidad. Por lo tanto, el inconsciente biológico jamás bloquearía alguna de estas necesidades básicas de supervivencia, a menos que crea que hay algo que te pueda quitar la vida. Estas necesidades de supervivencia son gestionadas por nuestro cerebro primitivo, por el tallo cerebral. Por eso, si estás teniendo algunos desequilibrios a nivel alimenticio como la anorexia, habría que preguntarse: ¿por qué el inconsciente mandaría una orden al inconsciente biológico de no comer? Si es su tercera necesidad básica de supervivencia, se estaría suicidando.

Pues no, esto tiene que ver con la lógica siguiente: cuando tú llegaste a este mundo empezaste a alimentarte de mamá, pero si ella estaba pasando por un proceso emocional muy fuerte, de mucha tristeza, depresión o ansiedad, ella se encontraba en un momento de su vida en el que, a nivel de información, desde sus emociones y su energía, todo lo que te transmitía era una bomba atómica de emociones no saludables. Entonces lo que el inconsciente biológico registró fue: “esto me puede matar”. Así que hará todo para salvarte.

De tal forma que, el alimento registrado por tu inconsciente biológico es peligroso, puede matarte: así quedó registrado. Entonces tu inconsciente biológico empieza a hacer todo para poder salvar tu vida. Es cuando a veces a la mamá se le corta la leche o el niño empieza a enfermar, y la mamá ya no le puede dar leche, hasta que el doctor le dice que todos los trastornos digestivos del bebé son porque la leche de mamá le está cayendo mal. Ella deja de dar ese alimento, lo sustituye por otro y el pequeño empieza a equilibrarse.

Los trastornos alimenticios se dan mucho más en la adolescencia porque es una etapa de transformación muy importante, en la cual necesitamos una contención con el mismo nivel de importancia. En esta etapa se requiere alimento afectivo, pero el inconsciente, en este caso, dice: “el alimento afectivo que yo tengo es demasiado peligroso, me puede llevar a la muerte”. Desde su lógica dice: “si puedes vivir hasta seis meses con tus reservas, prefiero que vivas seis meses a que consumas ese alimento”, pues no distingue de manera real ni de manera simbólica que ese alimento te puede matar en tres meses. Así, manda la orden de que la persona no coma.

El tema lo relacionamos con los trastornos alimenticios en los adolescentes para su mejor comprensión. Si eres mamá o hija y estás pasando por una situación similar, esta forma de reflexionar puede ayudarte a saber cuál es su origen. Conciencia es sanación.

Rechazo a la feminidad

Entre otros temas no sanados vinculados con la madre, está el relacionado con el rechazo a la feminidad. ¿De qué manera se manifiesta el rechazo a ser mujer o a la feminidad? A través de rechazar por ejemplo, el ciclo menstrual. Cuando se presenta este ciclo con mucho dolor, quien lo sufre está rechazando esa parte de ser mujer, a veces quiere quedarse como una niña, porque así puede tener todavía la atención de mamá.

En otras casos, una persona dependiente de mamá se queda para poder reparar eso que quizá ha pasado en varias generaciones. Desde su información, decide crearse una codependencia con su madre y eso destruye vidas. No se permite ser independiente y buscar su propia vida.

A nivel inconsciente, es como si el amor de mamá se tuviera que conseguir a la fuerza, en el caso de las mujeres y en el caso en los hombres, es muy dañino eso porque a veces terminas viviendo en casa de tus padres con tal de que el inconsciente perciba que estás cerca de mamá.


¿CUÁNTO HA FALTADO EN LA FAMILIA EL LAZO DE UNIÓN?

Es necesario darte cuenta cuánto ha faltado en la familia el lazo de unión madre e hijo. En estos casos, primero identifica si probablemente tú lo viviste o lo vivió también tu mamá con tu abuela. Entonces es una cadenita. El inconsciente y la realidad misma, tus ángeles están tratando de ayudarte a ti y a todos tus los integrantes de tu familia. Necesitas verlo, darte cuenta que está ahí. La sanación es conciencia.

Por otra parte, el hecho de que haya habido abandono de la madre crea también a veces un rechazo del mismo rol. Rechazas el rol de madre, aunque seas madre, puedes estar rechazándolo si a ti como hija te tocó cuidar de tus hermanos y renunciaste a tu infancia por tener responsabilidades de una madre. Puede ser también que tengas a tus hijos y te pese mucho cuidarlos, afectivamente te generan una carga emocional, por eso rechazas esa responsabilidad.

Por ello, necesitas permitirte un desahogo, permitirte darte cuenta que ahora eres un adulto. Que hoy la vida te está mandando nuevas posibilidades para que puedas salir de ahí. Que eso que se te está marcando a nivel inconsciente no es la única solución. Puedes hacer algunos actos simbólicos para resarcir eso, como meditar con tu niña interior y darle la oportunidad de unirse con su madre. Puedes tomar un muñeco bebé y ser ese enlace o conexión de amor con el bebé, etcétera. Puedes también escribir una carta de desahogo. Lo importante es permitir que tu información empiece a salir, que eso que te faltó de mamá salga y haga un efecto positivo en ti. No dejes que sólo la realidad te esté enviando golpes todo el tiempo, es necesario atenderlo.

Por todo lo anterior, es necesario reconocer ¿cómo está tu relación con el arquetipo madre?, también puedes verlo reflejado en tu relación con jefas mujeres. Puedes estar viviendo una relación destructiva con ellas. La realidad te está diciendo: ¡Atiéndelo! Porque sólo te está poniendo actores que reflejan eso en ti.

ABORTOS INVOLUNTARIOS

En el caso de la pérdida involuntaria de embarazos, cuando ni los médicos encuentran la razón, ahí hay un rechazo al rol materno, claro desde el inconsciente. En la realidad tú quieres ser mamá, pero el inconsciente es el que rechaza el rol materno porque ha habido mucho sufrimiento. Para resolverlo, necesitas echarte un clavado en tu información del clan. Preguntar a mamá ¿cómo fue cuando estuvo embarazada de ti?, ¿cómo se sintió?, ¿estuvo cuidada y apoyada?, ¿se sintió amada?, ¿la familia rechazó a su pareja? Por ende, al rechazar a la pareja de su hijo o hija están rechazando al propio miembro de la familia que está por llegar.

La mujer, en estos casos de rechazo de la familia al esposo o a ella como esposa, se siente sola y rechazada al quedar embarazada, como la familia no la acepta, entonces lo vive en soledad, como destierro del clan por haberse casado o juntado o estar con esa pareja y haber procreado de ella. Si eso pasó allá arriba, puede provocar abajo situaciones muy difíciles, al grado de que te está diciendo: “embarazos no, porque los hijos sufren”. Entonces hay que atenderlo a otros niveles.


La sanación es conciencia y con este mensaje llegamos al final de este artículo. ¡Espero que la información aquí contenida, haga clic en ti para que se vayan sanando esos lazos dolorosos!


¡Te mando muchas bendiciones!


Grisy Nava

______________________________________________________________________

Sígueme en mis redes sociales y página web para tener más contacto con tus Ángeles!

Facebook

Instagram

Spotify


#GrisyNava #Angeloterapia #Mamá #Anorexia #Bulimia #Rechazo

© Angeli para ti. 

Whatsapp: +52 1 55 1746 6706

equipo@grisynava.com​

Lunes a viernes de 9:00 a 19:00 hr CDMX

  • Facebook
  • Youtube
  • Instagram
  • Spotify