• Grisy Nava

CUÁNTICA Y SANACIÓN


La cuántica es algo que yo aplico constantemente en mi vida, que puedes aplicar tú, y que los Angeloterapeutas también utilizamos en la metodología de sanación.


En concreto, la cuántica es el estudio de la física que estudia lo infinitamente pequeño. Cuando comenzó, la física observaba los astros, lo grande. Tiene pocos años –relativamente– que se estudia lo infinitamente pequeño, que son las partículas subatómicas. Cuando se empezaron a dar cuenta los científicos que estas partículas se comportaban de una manera muy extraña, entonces comenzó a cambiar el paradigma de la física como se conocía.


La física cuántica es el estudio de lo micro. El átomo no es la partícula más pequeña, hay todavía más pequeñas y del estudio de su movimiento se encarga la mecánica cuántica.


¿Por qué la cuántica está en todo? Porque todo nuestro cuerpo está lleno de partículas subatómicas, por lo tanto entendiendo cómo se comporta una unidad podemos entender más el Todo.


El comportamiento de las partículas

Cuando los físicos comenzaron a estudiar a estas partículas subatómicas, se dieron cuenta que tenían un comportamiento que les quitaba la razón. De hecho, te recomiendo ver un vídeo que es el experimento de la doble rendija, para que puedas identificar ese estudio maravilloso que abrió una lógica de percepción.


Las partículas tienen una trayectoria en su manifestación. Esa trayectoria es: si tú no estás observando a las partículas, ellas experimentan todas las infinitas posibilidades antes de tener un resultado. Así funcionan las partículas subatómicas, pareciera que están en todos lados y en ninguno a la vez. Pareciera que esa particula explora todas las posibilidades antes de hacer un avance.


El observador

Cuando estudiaban a estas partículas, los científicos veían que tenían este comportamiento, pero cuando les ponían a un observador para poder entender esa mecánica, se daban cuenta que la partícula ya no exploraba todas las posibilidades.

Era como si dijera: “de todas esas posibilidades yo sé cuál es la mejor y la tomo ahora”. Cuando le ponían a un observador, pareciera que sabía previamente lo que él quería, o lo que en nuestra corta y limitada percepción, sabíamos que iba a pasar.


Al momento de poner un observador, la partícula se comporta como nuestra percepción quiere que se comporte, ya no es su esencia original. Responde a la percepción del observador .


Sucede que nosotros, como observadores, tenemos ya un pasado, un registro y nos cuesta abrirnos a una nueva posibilidad. Tenemos nuestra posibilidad muy fija, así que la partícula se comporta tal cual nuestra información lo dicta. Está preprogramada.


Se preguntaban los físicos, ¿cómo es posible que cuando la observamos se comporta desde el pasado y cuando no la observamos pareciera que se comporta desde un futuro lleno de posibilidades? Bueno, ese es el maravilloso estudio de la cuántica.


En este experimento de la doble rendija, comprendemos que la partícula se puede comportar como materia o como onda. Tiene esas dos posibilidades.


Somos ondas

El comportamiento como materia es como si tuvieras una pelota de béisbol y el comportamiento como onda es cuando lanzas la bola: emite unas ondas que impactan en el sonido o vibración.

Nosotros en el día nos comportamos como materia y cuando dormimos estamos comportándonos como onda, es el cuerpo ondulatorio al que algunos llaman cuerpo astral, cuerpo energético, el psicosoma. Ese cuerpo es el que puede viajar a todos lados, pero lo hace durante la noche, en el momento en el que tenemos el sueño paradoxal, que son aproximadamente unos 90 minutos de sueño.


En ese sueño, nuestro cuerpo no se puede mover, está atónito, sin movimiento. La conciencia está desconectada por completo y estamos funcionando 100% con nuestro cuerpo ondulatorio. Por eso es que te puedes ir a Plutón, a otra estrella, puedes ir al futuro o al pasado. Puedes viajar a la velocidad de la luz, puedes hacer muchas cosas en tiempo terrestre de 90 minutos con tu cuerpo ondulatorio.


Entrelazamiento Cuántico y Angeloterapia

Las partículas subatómicas también son materia y onda. Cuando dos partículas entran en contacto entre ellas, sucede lo que se llama entrelazamiento cuántico. Una vez que tuvieron contacto, si tú las separas a lo largo del espacio-tiempo y por ejemplo una de ellas cambia su información, instantáneamente la otra también se transforma.


Ese es uno de los principios que nosotros, los Angeloterapeutas cuánticos, utilizamos en las sesiones. Hay casos muy difíciles como los transtornos de la mente, en donde no podemos atender directamente a la persona que padece la enfermedad, entonces lo hacemos a través de un tercero. Como ese tercero está entrelazado cuánticamente con la persona, todo lo que hagamos en sesión tendrá efecto en quien presenta el trastorno mental.

Esa es la maravillosa función de la cuántica en la sanación. Las partículas subatómicas pueden viajar en el tiempo y en el espacio, podemos mandar a una partícula que está entrelazada a un agujero negro y vamos a recibir lo mismo que ella. Entonces imagínate lo que podemos hacer con nuestro universo personal y con quienes estamos entrelazados.


Un entrelazamiento cuántico puede ser simplemente tu vecino con el que intercambias una mirada, pero ahora imagínate con tu pareja, tus hijos, tus abuelos… Tenemos ese vínculo con nuestros ancestros, así nos está ayudando el pasado y también el futuro.


La cuántica en la sanación nos da muchísimas posibilidades porque en el momento en el que logramos cambiar nuestra percepción se transforma la realidad.


APLICACIÓN DE LA CUÁNTICA

Ahora has el experimento con lo que tú estés viviendo en estos momentos en tu vida: podemos hacer maravillas observando lo infinitamente pequeño. Si tú tienes un problema macro y sólo te quedas observando lo grande, va a ser muy difícil que transformes esa realidad porque te hace falta comprender lo pequeño. Por lo tanto, observa detalle a detalle ese conflicto.


Vamos a agarrar un microscopio y lo vamos a poner en el conflicto. Hay que observar píxel por píxel. Le puedes pedir ayuda a los ángeles para ir separando por partes el conflicto y que entonces puedas comprender lo que tienes que ver ahí. El milagro más grande es el cambio en la percepción.

En la metodología que nosotros utilizamos también se aplica la cuántica porque no utilizamos el pasado como si fuera algo que nos está robando energía, al contrario: lo usamos como combustible y sabemos que el futuro ya ha mandado respuestas hacia el instante que estamos viviendo.


Esta fue una breve explicación de la cuántica y su aplicación en nuestra Angeloterapia. Así que la próxima vez que escuches cuántica o tu abuelita te pregunte qué es eso, le vas a poder explicar o leer lo que aquí te comparto.


Yo te mando abrazos hasta donde estés, muchísimas gracias por acompañarme en esta entrada. ¡Besos y bendiciones!


Grisy Nava

______________________________________________________________________

¡Sígueme en mis redes sociales y página web para tener más contacto con tus Ángeles!

Facebook

YouTube

Instagram

Spotify


#GrisyNava #Cuántica #Sanación #SanaciónCuántica #Angeloterapia #Angeloterapeutas

© Grisy Nava

Whatsapp: +52 55 1746 6706

equipo@grisynava.com​

Lunes a viernes de 9:00 a 19:00 hr CDMX

  • Facebook
  • Youtube
  • Instagram
  • Tik Tok
  • Spotify